Albalat 1-1 Infantil A

Nuestro Infantil visitaba esta semana al Albalat en su campo. La semana de entrenamientos había sido intensa y exigente después del parón que había supuesto el partido suspendido contra la Malvarrosa.
Nuestro 11 inicial buscaba presionar alto al rival y llevar los duelos a su campo, alejando de este modo el peligro de la portería visitante. Y durante los primeros 20 minutos del partido conseguimos establecernos en campo rival y disfrutar de las mejores ocasiones del partido, sin embargo, nuestros delanteros no consiguieron culminar las jugadas hasta que Mauro abrió la lata con el primer y único gol del equipo visitante.
Mientras tanto el equipo local tenía muy claro donde residían sus oportunidades y tras una pérdida de nuestro equipo, consiguieron enlazar una transición rápida y encontrar un gol en la primera ocasión que tuvieron.
Terminó la primera parte con un DSVFC nervioso que perdía balones a los que nuestros jugadores no nos tienen acostumbrados. Posiblemente debido al golpe emocional que había supuesto el poco acierto de los visitantes y la suma efectividad de los locales.
En la segunda parte el guion no varió en exceso, es más, los roles se acentuaron todavía más. El DSV se mostró valiente y decidido a decantar la balanza a su favor, a la par que consciente de cómo debía controlar las fortalezas del equipo rival. Buscando posesiones más largas que nos permitiesen generar ocasiones de calidad. Fueron muy pocas las pérdidas que tuvieron los nuestros en la segunda parte y excepcional su actitud tras perdida, teniendo claro que eran capaces de recuperar la pelota pocos segundos después de haberla perdido.
El buen juego y la actitud positiva de los nuestros les otorgaron ocasiones desde todos los flancos del área rival, aunque una gran actuación del portero del equipo rival y unas finalizaciones desesperadas de los nuestros. Encarábamos la recta final asumiendo los riesgos necesarios para poder decantar la balanza a nuestro favor y fue aquí donde nuestro portero Paul demostró una concentración total en el partido. Después de haber transcurrido casi todo un partido sin haber tenido que intervenir y encajando un gol en el que nada tenía que hacer, detuvo dos ocasiones claras de las que dispusieron nuestros rivales.

Fue un partido serio, exigente y en el que nuestros jugadores encontrar 40 formas diferentes de cómo no meter un gol. Un partido que nos demostró lo caprichoso que puede ser el fútbol y lo necesario que es ser eficaz, sencillo y frio ante las situaciones más determinantes y exigentes.
Enhorabuena por el trabajo realizado, a pesar de no haber otorgado el más que merecido premio.
MVP: Paul y Mauro
Mención Especial: Jordi, Jaime, Marqués y Alberto por el trabajo defensivo