Dsv Benjamin 3-0 CD Rumbo


En esta segunda jornada de liga nuestro benjamín se estrenaba como local en su nuevo feudo de benimaclet tras una primera jornada en Paterna contra el Avant la semana pasada donde acabo derrotado por 2-1 en un partido muy igualado que se decidió casi en el último minuto del partido.

Esta semana nos entrentábamos al benjamín del CD Rumbo con la firme intención de confirmar las buenas sensciones de la primera jornada, pero esta vez queriendo alcanzar una victoria.

De salida formamos con Armando, debutando en la portería, línea defensiva para Ezequiel y Nacho, Nico y Juan en el centro del campo, bandas para Miguel Angel y Mateo y Miguelito como jugador más adelantado.
La primera parte se disputó con máxima igualdad habiendo ocasiones en ambas porterías pero sin quedar materializada ninguna de ellas en gol.
Nuestro juego se basaba en las señas de identidad del equipo que no son otra que disputar cada balón con máxima intensidad e intentar construír juego con inteligencia y profundidad. Nico se convertía en la brújula del equipo, bien secundado por la excelente labor de destrucción de Juan. Miguel Angel y Mateo batallaban en las bandas arriba y abajo mientras que Ezequiel y Nacho defendian como nunca, despejando con acierto y cortando con contundencia las acometidas del rival. Miguelito ayudaba a la construcción y suponía un dolor de cabeza constante para la defensa contraria. Mención aparte merece Armando, que se estrenaba en la portería y realizaba acciones espectaculares así como daba seguridad al atajar con tranquilidad todo balón que llegaba a sus inmediaciones.
Luis, esta vez jugando de delantero, creaba mucho peligro en sus arrancadas desde el centro del campo, donde robaba numerosos balones, Iván ocupaba la parcela defensiva cortando todo el juego que llegaba por su lado y sacando el balón jugado con enorme acierto. Álvaro cumplió con creces jugando en banda y dando profundidad a nuestro juego.
Tras una primera parte igualada se llegaba al descanso con 0-0 en el marcador.
Las consignas en el descanso fueron claras: independientemente de lo que hiciese el rival, si cada uno lográbamos dar un punto más de intensidad y juego, el partido iba a ser nuestro.
Con enorme ilusión y confianza nuestros guerreros salieron al campo con la firme intención y convicción de lograr la victoria.
No tardó en llegar nuestro primer gol resultado del planteamiento ideado de que Nico jugase en el medio campo y aprovechase su buen disparo. Así sucedió: robo de Juan, control orientado de Nico y disparo potente, gol.
Con la desventaja en el marcador el Rumbo quería remontar el resultado y llegó varias veces a nuestra portería, pero tanto la defensa como nuestro portero evitaron el empate.
Con el rival volcado en nuestro campo llegó la jugada que estábamos esperando: robo en el medio y contraataque veloz en las botas de Luis. Solo pudieron pararle con una falta por detrás que en otra categoría hubiese significado la expulsión, porque Luis se plantaba solo delante del portero rival con clara ocasión de gol.
Aquí llegó el momento de Miguelito, que con precisión milimétrica transformaba la falta en nuestro segundo gol.
A falta de 10 min para el final 2-0 en el marcador, pero éramos conscientes que había que luchar hasta el final, porque un gol del Rumbo les podía meter en el partido. Aquí llegó el punto de inflexión y quizá la jugada más decisiva del partido: el mejor jugador del Rumbo lograba encarar nuestra portería con toda la ventaja, disparó fuerte a la escuadra y todo presagiaba el gol, pero apareció una vez más Armando, que aguantó perfectamente el uno contra uno e hizo sin duda la parada del partido.
A falta de dos minutos para el final córner a favor, saque perfecto de Iván al primer palo y golazo de Mateo con un remate de cabeza imposible de parar para el portero rival.
Era la guinda final que nos aseguraba la victoria ya a escasos momentos del pitido final.
3-0.
Merecida recompensa en forma de victoria que provocaba la alegría en los padres asistentes, los jugadores y especialmente en los entrenadores.
Cabe destacar el esfuerzo de todos los chicos en todas las parcelas del campo tanto en defensa como en ataque, pero mención especial merece esta semana Armando, que en la portería cuajó un partido tanto sobrio como espectacular cuando el momento lo exigía.
Todos los jugadores juntos lograron la victoria, el marcador refleja los goles marcados, pero podemos decir que la mitad del partido esta vez fue mérito de nuestro portero. Por todo ello fue considerado como MEJOR JUGADOR DEL PARTIDO.

M.J.P. Armando Cunyat.